Cómo tener siempre las direcciones postales a mano

Hoy os voy a explicar un truquillo sobre cómo tener siempre a mano las direcciones postales a mano. Ya sé que esto de las direcciones postales está como anticuado pero, ¿no os ha pasado nunca quedar en casa de un amigo y no recordar en que piso era? Está claro que podéis enviarle un whatsapp (o llamar incluso) y preguntárselo pero cuando esperas a mucha gente, sobre todo si no es la primera vez que vienen a casa, a veces estás más pendiente de la gente que del móvil… y bueno, ya me conocéis, me gusta tenerlo todo en orden! Y esto no va a ser una excepción. 😉

Inicialmente, lo que hacía era poner los números y pisos de mis amigos en el bloc de notas del móvil, ah, y también los códigos postales por si estaba de viaje y quería enviarles una postal. Pero era un marrón cada vez que cambiaba de móvil, porque tenía que volver a copiarlos (A MANO! Del móvil antiguo al papel, del papel al móvil nuevo).

Desde que tengo un smartphone mi truquillo consiste en tener un documento con las direcciones de los amigos en Drive, que es el antiguo Google Docs. Drive es una especie de Dropbox, aunque más práctico en el sentido que puedes editar también los documentos. Y hay una aplicación de Drive para smartphone, o sea que también puedes acceder directamente con la app para móvil.

Ahora explico paso a paso cómo hacerlo.

1. Vamos a nuestra cuenta de Gmail (se puede acceder desde diversos sitios, yo elijo este porque es el que mejor me va).

2. Vamos al botón con nueve cuadraditos, arriba a la derecha, y seleccionamos la aplicación “Drive” (que es como un triángulo amarillo, verde y azul). Puede ser que vosotros lo tengáis en otro orden, puesto que, desde hace poco, en esta ventana las aplicaciones se pueden reordenar a gusto del consumidor:

140414_Drive_01

3. Una vez allí, puede que lo tengáis vacío o puede que ya tengáis algún documento. Ahora, para conseguir nuestro documento con las direcciones tenemos 2 opciones:

  • subirlo desde nuestro ordenador
  • crearlo directamente en Drive

Según elijamos una u otra opción iremos a “Crea” o al símbolo de subir ficheros; las dos opciones están en rojo a la izquierda.

140414_Drive_02

3.1. Si decidimos subirlo, funciona como cualquier otro programa. Tendremos que buscar en nuestro ordenador el fichero que queramos subir.

3.2. Si decidimos crearlo, debemos tener en cuenta que podemos crear un documento de texto, una presentación, una hoja de cálculo, un formulario o un dibujo. Lo normal sería utilizar la opción “documento” o “hoja de cálculo”:

140414_Drive_03

3 detalles importantes a tener en cuenta:

  • Podemos cambiarle el nombre arriba a la izquierda.
  • No hay que guardar el documento. Google por defecto va guardando continuamente los cambios.
  • El documento se abre en una nueva pestaña y cuando terminemos de editarlo podemos cerrar la pestaña.

! Un último consejo, válido tanto para una opción como otra, es ordenar las direcciones por el nombre del amigo o familiar.

4. Ahora ya tenemos nuestro documento con las direcciones. Lo único que nos faltaría es tener también a mano las direcciones en el móvil. Para ello debemos buscar primero si ya tenemos instalada la app de Drive en nuestro smartphone. Si no, vamos a Google Play, la buscamos, la descargamos y listo (es gratuita).

Tanto si la teníamos instalada como si la instalamos ahora nos pedirá el nombre de usuario y la contraseña. No hay que crear una cuenta nueva, son los mismos datos que para las otras aplicaciones de Google; para acceder debemos entrar con nuestro usuario de Google, es decir, con el mismo con el que entramos a Gmail.

Drive versus Dropbox

Una última precisión sería dejar claro que en vez de Drive se puede usar también Dropbox. La única diferencia es que con Drive puedes editar directamente los documentos con el editor de Google, y con Dropbox no. Por ejemplo, para que nos entendamos: con Drive, puedes editar un documento que creaste originariamente en Word en un ordenador que no tenga Microsoft Word instalado; pero no puedes hacerlo si usas Dropbox. Esto a veces es una ventaja, pero en este caso puede ser un inconveniente.

Yo para este caso en concreto prefiero usar Drive. Además recomiendo -sólo por esta vez- crear el documento directamente en Drive y prescindir de otras copias en el ordenador que seguramente acabarán llevando a error, porque no sabrás cuál es la última. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: